Existen varios errores básicos de ciberseguiridad que las personas aún siguen cometiendo en la actualidad. El conocimiento sobre el cibercrimen y la concientización sobre esta temática ha aumentado pero todavía se siguen cometiendo errores convirtiéndose en una gran problemática tanto para gobiernos, empresas y para personas alrededor de todo el mundo. Problemas básicos como usar contraseñas demasiado fáciles, ignorar las actualizaciones de los softwars o no darle importancia a cómo usamos las redes sociales.

ciberseguridad

Mostraremos un listado con errores claves que vos como usuario generalmente cometes:

Redes sociales: Gran cantidad de redes sociales nos circundan y son hoy en día el lugar elegido por todos. Así como una de sus características es la gran masividad que tienen en cuanto a alcance de usuarios también es uno de los escenarios preferidos de los ciberataques. Es por esto que te recomendamos revisar los ajustes de privacidad y seguridad, cuidar el perfil, a las personas que aceptamos como amigos, lo que compartimos en las redes. Además existen varios mensajes llamativos como “cambia el color de tu Whatsapp”, “¡Mirá que interesante esto!”, “Descargá los nuevos emojis”.

• El correo electrónico: Hay que tener cierto cuidado a la hora de recibir y abrir correos electrónicos. Tener en cuenta que el contenido de los mails pueden llegar a tener mensajes engañosos donde nos algún conocido servicio online nos aconsejan acceder a webs de los mismos introduciendo de manera manual el link detallado en el mail. Hay que tener suma cautela con los archivos adjuntos ya que pueden contener archivos malware (virus). Si se llegara a tener una mínima duda sobre el mail recibido se debe verificar las extensiones y abrir solamente los que vengan de fuentes confiables.

• Actualizaciones: Generalmente solemos ignorar las actualizaciones de nuestra pc, notebook o celular (apps). Las ventanas emergentes solicitando la actualización de apps, antivirus, etc nos molestan y las cerramos instantáneamente. El problema está en que si no actualizamos las mismas el software queda vulnerable a ataques de seguridad que no se han llegado a corregir al no descargar la última versión.

Las contraseñas: Aquellas que son simples o sencillas son muy fáciles de adivinar. Si utilizamos la misma contraseña para varios servicios online los cibercriminales podrían acceder a todas las cuentas y utilizar tus datos de tarjeta por ejemplo. Contraseñas como “1234” o nombre de nuestros hijos o mascota, cumpleaños de algún ser querido suelen ser las más elegidas entre los usuarios. Es por esto que se recomienda colocar contraseñas más complejas y diferentes para cada servicio.

El negocio de la venta de información y datos cada día crece más y aquel postor con más recursos será propenso de un cibercrimen. Comenzar a cambiar es solo una cuestión de actitud. Una buena combinación de buenas prácticas en nuestros servicios online como actualizar los software, colocar antivirus, no utilizar redes wifi públicas, utilizar contraseñas con mayúsculas y números para no sean predecibles o utilizar gestores de contraseñas ayudarán a que nuestra ciberseguridad sea mayor.